Kimberly vuela a Barcelona

Una de las cosas más divertidas de este viaje ha sido escuchar música en el avión, y también que las azafatas se han portado muy bien con todas las personas.

Anuncios